Cómo preparar correctamente las PAU

Trucos y consejos para realizar la preparación de las PAU

Las PAU son Las Pruebas de Acceso a la Universidad, y todos los alumnos que quieran acceder a un grado universitario deben realizarlas. Es una prueba importante, pues en muchas ocasiones es en este momento cuando se decide el camino que tomarán muchos estudiantes en cuanto a su vida formativa y laboral.

Desde Lynton queremos daros algunos consejos que podéis seguir para afrontar estas pruebas con éxito.

Lo primero y más importante es dominar el contenido de cada uno de los exámenes que se van a realizar. Para ello es fundamental iniciar la preparación con tiempo suficiente, planificando el estudio y programando los repasos necesarios. También es relevante realizar técnicas para mejorar la memorización como esquemas, resúmenes, subrayados, etc. Recuerda que las prisas nunca son buenas y querer estudiar mucho temario a última hora no es productivo.

Una buena forma de prepararse es realizar preguntas de exámenes de años anteriores. Puedes realizar simulacros de examen controlando el tiempo para que se asemeje más a la prueba del selectivo, teniendo también en cuenta el material que vas a poder utilizar ese día.

Otro tema relevante para afrontar un examen son los factores psicológicos, pues es importante estar motivado y dejar de lado los nervios y los malos pensamientos. Por ello, es fundamental que el día de antes de la prueba dediques tiempo a descansar o hacer alguna actividad que te guste y te sirva para relajarte, como pasear, practicar algún deporte, escuchar música… y por supuesto respeta el horario habitual de sueño para ir bien descansado a la selectividad.

También puedes aprovechar el día de antes para preparar todo el material necesario para los exámenes (calculadora, lápiz, regla, el DNI…) para que a última hora no tengas que preocuparte de estos detalles.

El día del examen recuerda:

  • Estar descansado. Como hemos comentado, aprovecha el día de antes para relajarte y descansar.
  • No repasar a fondo el mismo día del examen. Si necesitas repasar algún contenido céntrate en los esquemas y no entres en materia los momentos previos a la prueba, pues solo conseguirás ponerte más nervioso.
  • No hablar del examen antes de empezarlo. Las dudas de última hora y los comentarios sobre la posible dificultad de la prueba solo contribuyen a ponernos más tensos.
  • Controla la tensión emocional. Céntrate en la prueba y deja a un lado los pensamientos negativos. Si te quedas en blanco, no te preocupes, cierra los ojos y respira profundamente.

En Lynton sabemos lo importante que son las PAU para nuestros estudiantes, por ello ofrecemos cursos anuales e intensivos pensados para superar las pruebas con éxito. Contamos con atención personalizada y simulacros de exámenes para una buena preparación.

Si quieres más información visita nuestra página Preparación PAU o contacta con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *